Urología Masculina.

Si usted sufre o ha sufrido alguna de las siguientes molestias, entonces deberá acudir al urólogo.

  1. Tener algún familiar con enfermedades de las vías urinarias, por ejemplo, cálculos, cáncer, crecimiento de la próstata o tuberculosis urinaria.
  2. Molestias urinarias causadas por alguna relación sexual antigua o reciente.
  3. Salida de líquido diferente de la orina por el orificio urinario.
  4. Cualquier dificultad para orinar.
  5. Orinar sangre.
  6. Expulsar arenilla o cálculos en orina.
  7. Dificultad para bajar la piel que cubre la cabeza (glande) del pene
  8. Inflamación o cortadas (escoriaciones) o enrojecimiento de la piel del pene.
  9. Cualquier duda o molestia referente a su funcionamiento sexual.

Urología Femenina

La mujer deberá acudir al especialista en vías urinarias si posee algunas de las siguientes características:

  1. Necesidad intensa y no controlable de orinar.
  2. Salida involuntaria de la orina al hacer esfuerzos.
  3. Orinar seguido y poco asociado con la sensación de no haber terminado o hacer esfuerzo para iniciar la salida de orina (micción).
  4. Orinar sangre o expulsar arenilla o cálculos.
  5. Tener dolor de los riñones (espalda baja o parte alta de la cadera).

En general toda molestia o duda sobre la vía urinaria o función sexual deberá ser resuelta por el urólogo.

Tratamientos

urologo en merida1

Nuevo tratamiento con láser para la Incontinencia Urinaria

El tratamiento con láser ginecológico sustituye de forma eficaz y segura a la intervención quirúrgica, eliminando los riesgos, las incomodidades y los efectos secundarios del quirófano

urologo en merida1

CRIOTERAPIA EN MASAS RENALES

El tratamiento ablativo de las masas renales emerge como una alternativa viable cuando se pretende control local y se desea evitar la cirugía parcial o total.

urologo en merida1

Endurología

La endourología es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva, mediante la cual, por vía endoscópica, se pueden tratar muchas enfermedades del tracto urinario superior e inferior, desde la uretra hasta el riñón, tales como cálculos, litiasis o “piedras”

urologo en merida2

Litotricia con Laser

La litotricia mediante láser consiste en la introducción de un aparato llamado ureteroscopio hasta la litiasis o piedra que se encuentra alojada en el riñón o ureter.

urologo en merida

Cáncer de Prostata

La próstata es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga de los hombres y produce el líquido para el semen. El cáncer de próstata es común en hombres de edad avanzada.

urologo en merida

Infecciones en Vias Urinarias

Una infección de las vías urinarias o IVU es una infección del tracto urinario. La infección puede ocurrir en diferentes puntos en el tracto urinario.

La Crioablación

urologo-en-merida-reportaje-en-periodicoLa crioablación prostática es una técnica que ha evolucionado ampliamente desde su introducción clínica a inicios de los años 90. Esta evolución ha sido posible gracias a avances técnicos que han permitido un mejor control del procedimiento y a una mejor comprensión de la criobiología celular.

La crioablación prostática es un procedimiento mínimamente invasivo para el tratamiento del cáncer de próstata (CP). Consiste en la colocación percutánea de varias criosondas en la próstata. La punta de las criosondas se enfría rápidamente lo que resulta en la congelación del tejido prostático adyacente. Lo que destruye el tejido prostático, incluido el neoplásico, es el proceso de congelación-descongelación rápido. La colocación de las criosondas y el proceso de congelación son monitorizados simultáneamente por ecografía transrectal y por sensores de temperatura colocados estratégicamente.

El tejido prostático necrótico no es extirpado, es reabsorbido por el organismo y sustituido por fibrosis en las semanas siguientes al procedimiento.

CRIOTERAPIA COMO TRATAMIENTO PRIMARIO DEL CÁNCER DE PRÓSTATA LOCALIZADO

La American Cancer Society estima que se diagnostican 200.000 nuevos casos de CP en USA/año. Tras el cáncer cutáneo, el CP es el cáncer más frecuentemente diagnosticado en los hombres americanos y la segunda causa de muerte por cáncer -tras el de pulmón- en dicha población.
Desde que se utiliza el PSA como test de screening del CP muchos hombres son diagnosticados en fases iniciales de la enfermedad cuando la curación es posible.A pesar de que el tratamiento óptimo del CP no está establecido los tratamientos más extendidos son la prostatectomía radical y la radioterapia, siendo la braquiterapia, crioterapia y HIFU menos usados.
La elección de un tratamiento determinado es resultado de la comparación beneficio-riesgo para el paciente. Ningún tratamiento es 100% efectivo ni puede garantizar la ausencia de complicaciones. El tratamiento se decide valorando: la agresividad del tumor, la edad del paciente y su expectancia de vida, la actividad física y sexual y la presencia de comorbilidades. El tratamiento elegido es un equilibrio entre la eficacia, la morbilidad y la alteración en la calidad de vida del paciente.

EFICACIAcrioterapia-423

No hay estudios prospectivos comparando la efectividad de los tratamientos primarios del CP. Las comparaciones de eficacia que se discutirán están basadas en los resultados de estudios clínicos de calidad contrastada.
Para valorar la eficacia de la técnica se estudiarán la supervivencia libre de enfermedad bioquímica (SLEB) y la supervivencia libre de enfermedad, o porcentaje de biopsias prostáticas negativas, a lo largo del seguimiento (SLE).
Para valorar estos parámetros de eficacia se han dividido a los pacientes con CP en grupos de riesgo de enfermedad no organoconfinada. Los grupos de riesgo se han definido como sigue, de acuerdo con la mayoría de la literatura consultada:

BAJO RIESGO: estadios T1-T2a, Gleason <= 6 y PSA<10.
RIESGO MODERADO: uno de los siguientes: estadio > T2a, Gleason >6 o PSA >10.
RIESGO ALTO: dos o más de los siguientes: estadio >T2a, Gleason >6 o PSA>10.

SUPERVIVENCIA LIBRE DE ENFERMEDAD BIOQUÍMICA

Se han valorado los estudios de tratamientos primarios del CP publicados en los últimos 10 años que documentan una SLEB de al menos 5 años. Los resultados son los siguientes:

Pacientes de bajo riesgo: todos los tratamientos (PR; RT, braquiterapia, RT 3D conformada y crioterapia) consiguen excelente control local y sistémico. (Figura 1). Dada la relativa igualdad en la eficacia de los tratamientos la elección de este se basará en criterios de morbilidad y calidad de vida.
Pacientes de riesgo moderado o alto: la eficacia de la criocirugía es superior a la RT y RT3D para enfermos de alto riesgo y que la RT para enfermos de riesgo intermedio. Es comparable a la PR y braquiterapia para grupos de riesgo intermedio y alto y a la RT3D para el grupo de riesgo intermedio.

MORBILIDADprostata2

Las mejoras técnicas introducidas en el guiado de las criosondas y termosensores y en el control del proceso han llevado a una disminución muy importante de la morbilidad.
La impotencia es la complicación más frecuente de la crioterapia y es prácticamente inevitable, si se actúa con criterio oncológico, pues las bandeletas neurovasculares están muy próximas a la próstata. Se han descrito casos de resolución de la impotencia con el tiempo. Dado que los nervios están lesionados criogénicamente pero no destruidos -como ocurre en la PR- puede existir teóricamente una regeneración axonal.
A diferencia de la radioterapia y braquiterapia la morbilidad de la crioterapia es temprana. No se observan complicaciones demoradas.

CALIDAD DE VIDA

La alteración de la calidad de vida debido a un tratamiento es fundamental a la hora de aceptar dicho tratamiento. Hay datos suficientes para afirmar que la calidad de vida tras crioterapia es igual o superior, a la de otros tratamientos para el CP [19, 20] La crioterapia presenta menor morbilidad vesical e intestinal y en algunos casos recuperación de la potencia eréctil perdida.

CRIOTERAPIA COMO TRATAMIENTO DE RESCATE TRAS FALLO DE LA RADIOTERAPIA.

De acuerdo a la literatura reciente las tasas de fracaso bioquímico tras radioterapia oscilan entre 20-66%. En 1997 la Sociedad Americana de Radiología Terapéutica y Oncología definió el fracaso bioquímico tras radioterapia, como tres aumentos consecutivos de PSA separados por 3-4 meses.

SELECCIÓN DE PACIENTES PARA CRIOTERAPIA DE RESCATE

Cuando el PSA aumenta en el paciente irradiado, no queda claro cuál es el momento oportuno para realizar tratamiento de salvación. No existe consenso entre los urólogos y los radioterapeutas de cuál es el momento ideal para intervenir.
Según diversos trabajos parece razonable esperar al menos 18 meses tras la radiación. En el momento en que se considera adecuado realizar una terapia de rescate tras RDT, es necesario tener en cuenta una serie de variables, tales como las condiciones médicas del paciente, su edad y sus preferencias. Varios trabajos recomiendan, antes de elegir un tratamiento de rescate u otro, realizar biopsias prostáticas ecodirigidas. No obstante es importante informar al anatomopatológo del antecedente de radiación para que la interpretación de las biopsias sea fiable.

El papel de la biopsia prostática post-radioterapia es motivo de controversia. Muchos autores sugieren que la presencia de biopsias positivas post-RDT implica un factor de mal pronóstico. No obstante un 20% de pacientes con biopsias positivas post-radiación no presentarán enfermedad clínicamente evidente hasta pasados 10 años y más importante un 30% de los pacientes con recurrencia local post radioterapia presentan biopsias negativas. Hasta el momento no se han descrito las guías adecuadas para seleccionar al paciente ideal para realización de crioterapia de rescate. Los candidatos óptimos para esta modalidad terapéutica serían aquellos pacientes con recidiva local post-RDT sin evidencia de enfermedad metastásica.

Urologo Dr. Antonio Esqueda

El Urologo en Mérida

la Urología es la especialidad quirúrgica que se centra en las vías urinarias de hombres y mujeres y sobre el sistema reproductivo de los machos. Profesionales médicos especializados en el campo de la Urología son llamados urólogos y están capacitados para diagnosticar, tratar y manejar a pacientes con trastornos urológicos. Los órganos cubiertos por Urología incluyen los riñones, uréteres, vejiga urinaria, uretra y los órganos reproductivos masculinos (testículos, epidídimo, conducto deferente, vesículas seminales, próstata y pene). Urólogos y cirujanos generales de ambos operan en las glándulas suprarrenales.

Miembro del colegio de urologos en Mérida Yucatán.

  • Disfunción eréctil antes de los 50 años 25% 25%
  • Incontinencia antes de los 60 años 35% 35%
  • Infecciones en vías Urinarias 70% 70%

Nuestras Instalaciones


[ready_google_map id='1']
[easy_contact_forms fid=1]